¿Cuáles son los formatos de impresión más utilizados actualmente?

¿Cuáles son los formatos de impresión más utilizados actualmente?

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Blog

Desde la llegada de los ordenadores, la impresión se ha simplificado mucho, y hoy en día una persona con solo dar un clic, puede plasmar en papel lo que está detrás de una pantalla. Pero cuando se habla de hacer esto a escala mayor, aumenta la complejidad de los términos. Es ahí donde surgen los formatos de impresión.

Casi nadie al imprimir desde casa detalla cuáles son las preferencias de impresión. Sin embargo, existen diferentes formatos que hacen que el resultado sea distinto. Y al conocer los formatos, se puede saber cuál se adapta mejor a las necesidades de impresión al momento. Por eso, a continuación te explicamos brevemente los tres formatos más comunes en el mundo de la impresión.

TIFF

Si estás buscando un formato que abarque todo lo grande y muy grande, el Tagged Image File Format (TIFF) es el más adecuado. Todos los documentos en los que se trabaje usando este tipo se guardarán en formato .tiff. Este tipo de formato resulta el más adecuado para las impresiones que son a gran escala. Al aplicarlo, la imagen de gran tamaño no perderá calidad, por lo que puede ser editada sin inconvenientes en programas como Xpress o InDesign. Pero si la impresión no es de gran tamaño, este formato resultará incómodo y muy pesado.

EPS

Cuando existen imágenes que se deben de extraer, el formato Encapsulated PostScript (EPS) resulta ser el ideal. Además, este formato también resulta ser el ideal para utilizar el vectorial, o para aplicarse a través de un mapa de bits. Cuando se utiliza esto, se debe tener un buen método de impresión, debido que el formato de impresión reproducirá la baja calidad de las imágenes que se guarden utilizando este mecanismo.

JPEG

A pesar de que es el formato de impresión más polémico de todos, el Joint Photographic Experts Group (JPEG) es también uno de los más utilizados. Las críticas a este formato residen principalmente en que las imágenes que aquí se guardan pierden la calidad inicial, por lo que muchos recomiendan hacer las modificaciones en el formato TIFF y posteriormente guardarlo en JPEG antes de la impresión. Sin embargo, este formato puede ser muy eficiente cuando se imprimen imágenes destinadas al material POP.