Cómo tocar las narices a los invitados de tu evento

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Blog

O qué no hacer si quieres tener contentos a tus invitados

Hay cosas que no se pueden evitar, pero oye, que si podemos aprender un poco para que los meses organizando tu evento no se conviertan en una catástrofe mucho mejor, ¿no?

Por eso te traemos 10 cosas que no debes hacer bajo ningún concepto si quieres que al terminar el evento tus invitados estén felices como perdices:

  1. Ponles una yincana para comprar las entradas. Ya que se van a gastar el dinero haz que no se lo piensen dos veces. Pon las entradas a la venta online o en un establecimiento que esté abierto durante todo el día y que admita pago con tarjeta. Así no tendrán la tentación de cambiar de planes.
  2. Esconde la información importante en un rincón de la web. Tus invitados no quieren rebuscar en tu web lo que quieren leer. Pon bien grande hora, fecha y lugar para que no salgan despavoridos y desesperados de tu página web.
  3. Haz que el caos invada tu evento. La desorganización es el mayor desastre que le puede pasar a tu evento y que nadie se encargue de arreglar los problemas, más. Planifica todo al milímetro, incluso los imprevistos que puedan surgir, y distribuye responsabilidades para que, si algo pasa, todo se solucione cuanto antes.
  4. Hazte esperar. Mira, en este caso el refrán “lo bueno se hace esperar” no funciona. A todos nos molesta la impuntualidad, así que mide bien los tiempos y siempre por lo alto para que “más vale que sobre, que no que falte”.
  5. Free WiFi! Pero no funciona. A todo invitado se le ilumina la cara cuando ve un cartelito de WiFi, pero se le vuelve a apagar cuando no funciona o va a pedales.
  6. Aquí ni se descansa ni se come. Si hay varias charlas lo suyo es que haya un pequeño descanso entre ellas ¡No queremos que nuestros invitados acaben con la cabeza como un bombo! Y, oye, si les ofreces un bocado serán los más felices del mundo, que el cerebro también hay que alimentarlo.
  7. Ah, pues sí hay comida, pero puag. Asegúrate de que el catering está en perfectas condiciones, que la comida es buena y que hay suficiente cantidad para todos. Los invitados se pueden enfadar incluso más que si no les ofreces un picoteo.
  8. Hazles bostezar. Intenta organizar el evento de tal forma que tus invitados pasen un buen rato. En el caso de las charlas no depende enteramente de ti, pero entre ponencia y ponencia siempre puedes animar un poco el cotarro.
  9. Los problemas técnicos, a la orden del día. Sí, sabemos que la mayoría de las veces son imprevistos puros y duros, pero más vale comprobar todos los proyectores, vídeos, el sonido, las luces, etc. para minimizar el riesgo de problemas.

Deja que se congelen, se achicharren o se empapen. Y, sí, esto lo puedes evitar incluso si el evento es al aire libre ¿Te decimos cómo?